Arroz, cuscús, bulgur y quinoa cereales de guarnición

Arroz, cuscús, bulgur, quinoa

En nuestro buscador «Que cocino» usamos grupos de ingredientes, en este grupo de cereales incluimos arroz, cuscús, bulgur y la quinoa que se pueden usar como base del plato, acompañamiento o guarnición.

Puñados de arroz, cuscús. bulgur y quinoa
Puñados de arroz, cuscús. bulgur y quinoa

Como son

Son productos en seco de tamaño reducido, son semillas bien entras como el arroz o la quinoa o troceados como el bulgur. El que si es diferente es el cuscús ya que se trata de una sémola realizada con harina de trigo.

También se diferencian que que el cuscús y el bulgur están precocidos cosa que el arroz y la quinoa no.

En cuanto al tamaño, el más grande es el arroz del que hay muchas variedades, de forma y comportamiento en la cocción. El bulgur se comercializa en dos tamaños el grueso y el fino. La quinoa y el cuscús son granos pequeños.

Como se comportan

Tiene un sabor suave, pero una gran capacidad de absorber los sabores de las salsas y caldos con los que se mezclan y se impregnan de los aromas de los ingredientes con los que se cocinan.

Por ello el arroz, cuscús, bulgur y quinoa son excelentes ingredientes de guarnición y acompañan a un plato aumentando el aporte de proteínas, minerales y vitaminas.

Según la cantidad de agua que le dejamos y el tiempo de cocción pueden estar suelto, apelmazado o incluso permiten amasarse para formar bloques compactos junto con el alimento que estén acompañando para hacer hamburguesas, albóndigas o pasteles.

Arroz

Es uno de los cereales más extendidos y con un gran número de variedades que se pueden agrupar en tres grandes grupos, según el tipo y tamaño del grano: grano corto y grueso, grano alargado y las de grano medio o semilargo. Todos pueden ser integrales o morenos que incluyen parte de salvado que recubre el grano o blanco ya limpiado de esta.

Granos de arroz
Granos de arroz largo. Foto de Image Party en Pixabay.

Es rico en hidratos de carbono y almidón, el integral aporta mayor cantidad de fibra. Tiene también magnesio, vitaminas B y ácido fólico. Posee menos proteínas que el trigo pero no tiene gluten.

Espiga de arroz
Espiga de arroz. Foto de Park Misoo en Pixabay.

El arroz absorbe muy bien los sabores y se adapta perfectamente a recetas saladas o dulces. Puede servir de acompañamiento o de base de muchas recetas.

Cocinado solo con ajos, cebolla, apio o hiervas aromáticas se convierte en un plato alimenticio y agradable al paladar.

A la hora de elegir que arroz usar en cada receta hay que tener en cuenta que:

  • Los granos largos quedan más sueltos y enteros, por lo que son ideales para ensaladas y guarniciones.
  • Los granos medios o semilargos se usan en paellas, al horno o a la cazuela, pues tienen una textura muy agradable y absorben mejor los sabores.
  • Los granos cortos y redondos son idóneos para los postres y arroces melosos, ya que al liberar almidón les dan consistencia cremosa.

La ración de arroz en la mayoría de recetas es de 50 o 60 gramos por persona y se suele cocinar con el doble de agua que de arroz para que absorba toda el agua.

Granos de arroz salvaje
Arroz salvaje. Foto de Piqsels.

Si en el momento que el agua empieza a hervir añadimos un poco de zumo de limón, ayudará a que el arroz quede más suelto. Al igual que sofreírlo primero. Lo mejor es cocerlo tapado y no remover durante la cocción.

El arroz seco se puede congelar y si el periodo no es muy largo, conservara sus propiedades. Para descongelarlo lo mejhor es que sea poco a poco en la nevera o en el exterior.

Tienes más información en la web de Cuerpo Mente en su Guía de Alimentos en su artículo sobre el arroz.

En Mundo Sabor nos muestran los diferentes tipos y variedades de arroz.

El comidista nos aconseja sobre cuando es mejor cada tipo de arroz.

Cuscús

Se trata de una sémola de grano duro de trigo, que era la base de alimentación en los pueblos árabes, como el arroz en China.

Sémola de cuscús
Sémola de cuscús. Foto de Justyna Kundel en Pixabay.

El proceso de creación de la sémola de cuscús hecho a mano parte de una harina gruesa de trigo grano duro que se mezcla con un poco de agua y sal, para hacer una masa espesa que con las manos se irán haciendo unas pequeñas bolitas. Se precocina al vapor y se seca para poder conservarla.

Niñas fabricando cuscús
Niñas haciendo sémola de cuscús. Photochrom Print Collection / Public domain

La gran ventaja del cuscús en la cocina es que resulta mucho más fácil y rápido de cocinar que el grano entero de trigo, especialmente si se utiliza la sémola precocida, que es la que se comercializa en la mayoría de supermercados.

Tiene un sabor ligeramente a nuez, pero muy suave, recoge muy bien los sabores y los aromas durante la cocción.

Ensalada de cuscús
Ensalada de cuscús. Foto de Piqseles.

Existen dos formas diferentes de cocinarlo: la más sencilla y rápida es mediante la inmersión en agua hirviendo o en el microndas, mientras que la más sofisticada y lenta es al vapor, en los dos casos primero se moja para que se hinche.

Los granos del cuscús una vez cocinados deben estar perfectamente separados y no formar grumos. Después se pueden ablandar con mantequilla, convirtiéndose en un gran acompañamiento para jugosas carnes, pescado o verduras. También se pueden apelmazar apretándolos para hacer bolas o pasteles.

Dados de cuscús y salsa de tomate
Dados de cuscús. Foto de Pxfuel.

Por ser una pasta y no un grano entero, el cuscús no es tan rico en vitaminas y minerales como la quinoa o el bulgur, pero contiene todos los nutrientes que cabe esperar en el trigo, aunque si tiene gluten a diferencia que la quinoa. Una taza de cuscús hidratado (1/4 taza seco) aporta 150 Kcals.; 6 g de proteínas y 30 g de hidratos de carbon.

El cocinista en su enciclopedia nos explica como se hace el cuscús.

Tienes más información en la web de Cuerpo Mente en su Guía de Alimentos en su artículo sobre el cuscús.

En Directo al paladar nos cuentan la história del Cuscús y nos comentan algunas formas básicas de prepararlo.

Bulgur

El bulgur o trigo bulgur o burgul se elabora cociendo los granos de trigo tierno en agua. Un a vez cocido se escurre y se seca. Cuando esta completamente seco se machaca para trocearlo, se le quita el salvado y se tamiza para separar los tamaños de grano, de manera que se comercializa según el tamaño del grano en grueso, fino o muy fino.

Bulgur de grano grueso
Bulgur de grano grueso muy ampliado. Maduixa at Serbian Wikipedia / Public domain

El bulgur grueso tiene un aspecto parecido a los granos de arroz, se diferencia de el cuscús en que es un trozo de grano de trigo no una bola de harina, aunque los dos están cocidos.

Preparación artesana del bulgur
Preparación artesana del bulgur. Tacirci / CC0

Como viene del trigo constituye una interesante fuente de fibra y proteína, además es rico en vitaminas del grupo B y en minerales como fósforo, magnesio, manganeso y hierro.

Bolas echas con bulgur
Bolas de bulgur. Foto de Flomo 001 en Pixabay.

Se cocina igual que el arroz, siendo necesario el doble de volumen de agua que de bulgur, y un tiempo de cocción que variará entre los 5 y 7 minutos para un bulgur de grano fino a los 20-25 minutos para uno de grano grueso.

Para sustituir al cuscús se suele usar el de grano fino.

Mama Bio nos enseña como cocinar el bulgur.

Quinoa

Es una semilla de tamaño muy pequeño por ello la podemos usar como acompañamiento al igual que el cuscús. Posee todo los aminoácidos esenciales, oligoelementos, vitaminas y minerales. Tiene un sabor delicado entre el arroz y el cuscús.

Granos de quinoa
Granos de quinoa. Foto de Evita Ochel en Pizabay.

Es un cultivo que viene de los Incas y contiene una gran cantidad de proteínas, cada taza de quinoa cocida proporciona 8,1 gramos de proteína, tiene además hierro, magnesio, fósforo, vitaminas y no contiene gluten. Es fácil de digerir.

Ensalada de quinoa
Ensalada de quinoa. Foto de Jax Fanuci en Pexels.

Para cocinarla, se lava primero y luego se ponen dos veces de agua a calentar y cuando rompe a hervir, se vierte una medida de quinoa, se cuece tapado a fuego medio unos 12 o 15 minutos, hasta que se abra la semilla. Una vez cocinado la colamos, los granos quedan sueltos y brillantes.

bolas de quinoa
Bolas de quinoa. Luca Nebuloni / CC

Durante la cocción absorbe los sabores hay que ir con cuidado con las especies, ya que las asimila más que otros de los cereales del grupo.

Tienes más información en la web de Cuerpo Mente en su Guía de Alimentos en su artículo sobre la quinoa.

Anímo!! se el primero en opinar.

Deja tu opinión

He leido y acepto la Política de privacidad.
  • Aviso legal
  • Política de Privacidad
  • Política de cookies

¿Por qué y para qué utilizamos las cookies?

Las usamos únicamente para que nuestra web funcione correctamente y mejorar el servicio.

Aceptar